FUNO!: Formula 1
Noticias de
Carlos Reutemann

Artículo

[O]: Reutemann, la F2004 y los mecánicos, en la pista de Fiorano. (Images, Drivers, Carlos Reutemann, 2004, provided by Ezequiel Ponce) REUTEMACHER: CUIDATE SCHUMI
provista por Ezequiel Ponce
Buenos Aires (AR), 09 Dic 2004

Crónica de Martín Urruty - publicada en el diario Olé - sobre el ensayo que el ex piloto Carlos Reutemann realizó con la F2004 de Michael Schumacher en Italia.

Mientras el heptacampeón está de vacaciones, Reutemann probó la Ferrari en Fiorano. "Una experiencia inolvidable", dijo Lole, de 62 años.

Ahí estaba el hombre, enfundado con un buzo antiflama rojo al que le habían tapado algunas viejas publicidades con cinta adhesiva al tono, calzado con las botitas despuntadas de sus días como corredor y el casco azul y amarillo. A poco del arranque oficial del invierno, la mañana era fría en la pista de Fiorano, en Maranello. Carlos Alberto Reutemann, el último argentino que ganó un Gran Premio de Fórmula 1, subcampeón mundial en 1981, ex gobernador santafesino y actual senador nacional, sonreía con la mirada azul, un poco menos de pelo y ansias de volver a manejar una Ferrari aunque fuera por unas pocas vueltas. Los mecánicos terminaban de alistar una F2004, el auto que ganó 15 de las 18 carreras de esta temporada (13 triunfos de Michael Schumacher y dos de Rubens Barrichello).

El argentino llegó a Ferrari S.p.A. (un complejo de 232.000 metros cuadrados, con 127.000 cubiertos) y se encontró con el francés Jean Todt, director del equipo desde 1993. El santafesino visitó Gestione Sportiva y Gestione Industriale, dos de las divisiones más importantes de la Rossa. Además, se comunicó telefónicamente con Luca Cordero Montezemolo, el presidente de la compañía (de viaje de negocios en China), que era director deportivo de la escudería cuando Lole fue piloto rojo, a fines de los 70. Entonces, el presidente ferrarista impulsó la idea de que Reutemann probara el coche que este año se quedó con los títulos de Constructores y de Pilotos. El argentino había sido invitado en 2003, su último año a cargo de la gobernación de Santa Fe, pero no pudo concurrir. Reutemann dejó el cargo el 10 de diciembre, cuando le pasó el mando a otro justicialista: Jorge Obeid.

Ayer a la mañana, Lole apareció en el circuito creado por Enzo Ferrari en los 70. En la misma pista - remodelada en 1996 - en la que desarrolló los modelos T2 y T3 del Cavallino Rampante, Reutemann completó 17 vueltas con la F2004 diseñada por el sudafricano Rory Byrne y con el potente V10 que produce el departamento dirigido por el italiano Paolo Martinelli. Los ingenieros y mecánicos hicieron los últimos ajustes y le explicaron los comandos más usados. Cuando Lole subió al auto, lo ayudaron a que se acomodara en la butaca y le ajustaron los cinturones de cinco puntas. Y después, a la pista.

"Fue una experiencia inolvidable. Quisiera agradecer a Ferrari por haber organizado esta prueba pese a que era feriado. ¡Fue realmente excitante y lo disfruté mucho! El auto es impresionante, especialmente en términos de potencia del motor. Es completamente diferente al coche que manejé en mi época. Mirando por televisión, la Fórmula 1 de hoy parece fácil, pero habiendo probado puedo garantizar que no es así", aseguró Reutemann en declaraciones difundidas por la casa italiana. Lole es uno de los tres pilotos argentinos que ganó carreras con Ferrari en el Mundial. Los otros dos son el quíntuple campeón Juan Manuel Fangio (tres Grandes Premios ganados y el título de 1956) y José Froilán González (dos victorias), el hombre que le dio a Enzo Ferrari su primer triunfo en Fórmula 1.

Alejado de las carreras desde hace 22 años, Reutemann suele aceptar desafíos ligados a la recreación. Diez días atrás participó de la 16ª edición de las Mil Millas Argentinas, corrida en los alrededores de Bariloche. Lole y su hija menor, Mariana, compitieron con un Porsche Teram de 1957. El suizo Clay Regazzoni y el francés Jacques Laffite, otros dos ex competidores en Fórmula 1, también tomaron parte de la prueba de autos sport. Cuando la Fórmula 1 regresó al país, en 1995, el ex piloto de Brabham, Ferrari, Lotus y Williams manejó en el Autódromo Oscar Gálvez una Ferrari que Marlboro había hecho traer especialmente al país. Con casi diez años más de edad, esta vez el gusto fue distinto. En la casa de Ferrari aceleró los más de 900 caballos de potencia del motor V10 montado sobre uno de los mejores autos de la historia de la Fórmula 1.

Reutemann volvió. Y en Ferrari. Sin Gran Premio de Argentina en el calendario ni pilotos compatriotas en la veintena que compone el elenco mundialista, es una mueca de consuelo. Una manera de vengarse del olvido.

Día de prueba. Charla distendida con el director deportivo, listo para comenzar. En la pista de Fiorano, al lado de la fábrica de Ferrari en Maranello, el francés Jean Todt dialoga con Lole, ya vestido para manejar la F2004. En ese circuito, la Rossa tiene boxes, oficinas de control, sistema de medición de tiempos, un circuito cerrado de televisión y la última tecnología para realizar ensayos y pruebas.

Hay que ajustarse los cinturones y que se ponga en marcha. Reutemann se acomoda en el habitáculo de la Ferrari F2004, el auto ganador de 15 de las 18 carreras de la temporada que finalizó hace 47 días. Capucha antiflama y casco con los colores habituales que llevó en F-1. Los mecánicos hicieron los ajustes necesarios para que Lole se sintiera cómodo en una butaca que no había sido hecha para él.

El asfalto italiano de Fiorano, un lugar muy conocido para Lole. En la emblemática pista de pruebas creada por Enzo Ferrari a comienzos de los 70, en la que supo marcar récords y desarrollar modelos, Lole completó 17 vueltas en varias salidas. El ex piloto terminó entusiasmado con la experiencia y señaló las diferencias entre estos autos y los que manejó a fines de los 70, cuando fue piloto rojo.


Vea también
Textos: Índice (Pilotos)