Comentarios sobre Ayrton Senna @ GP de Brasil 1994

INESPERADO TROPIEZO
por Maximiliano Catania/FUNO
Buenos Aires (AR), 01 Ene 2008

Ayrton Senna (Williams/Renault) ocupaba la segunda posición del GP de Brasil 1994, hasta que un despiste le impidió continuar a 25 giros del final. Michael Schumacher (Benetton/Ford) erigiose como vencedor de esa competencia, construyendo su triunfo en la instancia de los repostajes.

Declaraciones del piloto. (Previa) Hicimos todo lo que realmente teníamos que hacer. Estoy feliz con los resultados, y ahora el equipo está trabajando duro para tener todo preparado, listo para Brasil. Pienso que es un gran circuito, pero que la primera carrera sea en mi país me pondrá más presión, sin mencionar el hecho que la frustración es siempre mayor si algo sale mal. Es la primera carrera de la temporada y, lo que sea que hagas con el equipo, en el comienzo es más difícil para que esté cien por cien listo. No sabemos realmente cómo les va a ir a otros equipos. Sé desde las pruebas de invierno que habrá algunos autos rápidos, pero las condiciones en Brasil serán muy diferentes: el circuito, las temperaturas, etc., que afectarán el desempeño de los neumáticos, entre otras cosas. Cuando lleguemos a Brasil estaremos en "verdaderas" condiciones.

(Viernes) El resultado fue bastante bueno. Desafortunadamente Damon no pudo dar lo mejor debido al problema que tuvo en la mañana, pero estoy seguro qué él mejorará mucho el sábado. En lo que a mí respecta, necesitamos mayores mejoras en nuestros reglajes y espero que podamos hacer que el auto vaya un poquito más rápido. Básicamente no tuve problemas mecánicos durante todo el día y sólo jugamos un poco con los ajustes en la búsqueda de mejoras.

(Carrera) Fue una buena carrera. Rápida y muy, muy veloz. No tuve mayores problemas con el auto salvo ciertas cosas que son básicamente normales, y no pudimos lograr que el coche anduviera como hubiésemos querido para este circuito. Michael fue un poco más rápido que nosotros y sólo al final pude acelerar un poco más e ir con él. Estaba conduciendo justo en el límite, cuando quedé atrapado a la salida de una curva en tercera marcha rumbo a la recta principal. La parte trasera se giró, hice un trompo y al intentar reiniciar el motor terminé calándolo. No hubo nada errado en el auto; fue un error mío mientras intentaba acelerar un poco más de lo debido.