Funo
Comentarios sobre
Ayrton Senna @
GP de Europa 1993

Participación del piloto

EL MÁS ALTO NIVEL DE CONDUCCIÓN
por Maximiliano Catania/FUNO
Buenos Aires (AR), 29 May 2005

El circuito de Donington Park en 1993 vio sin duda la mejor de las carreras que pudo alguna vez realizar Ayrton Senna da Silva, una de las leyendas modernas de la Fórmula Uno. A bordo de un McLaren-Ford desentonado frente a la supremacía de los Williams en la temporada, el paulista dio cátedra en una competencia caracterizada por la lluvia, su condición climática preferida. La parrilla de salida lo vio posicionarse en la cuarta colocación, detrás de nombres como Alain Prost (Williams-Renault), Damon Hill (Williams-Renault) y Michael Schumacher (Benetton-Ford). Sin embargo, no tardaría mucho en lograr la punta, a la que arribó en el primero de los giros del trazado británico. Ayrton, luego de obtener el liderazgo, literalmente se despegó del resto. Sólo en cinco vueltas no retuvo la primera posición, cuando secundó a Alain Prost.

La cuota de suerte también acompañó a Ayrton en Donington Park. Al ingresar a boxes en el giro 57, Senna advirtió que sus mecánicos no estaban preparados para el recambio de cubiertas, por lo que decidió volver a pista sin siquiera detenerse. Con esta maniobra el brasileño se hizo del récord de vuelta de la carrera, pues había recorrido una distancia inferior a la del perímetro del trazado.

Pese a todo esto, la de Senna era "otra" carrera comparada con la que hacían frente los coches de atrás. El segundo, Damon Hill, concluyó a casi un minuto y medio del ganador. Prost, que había hecho la pole position, terminó tercero a una vuelta. Los números hablan por cuenta propia...

Cuentan que cuando terminó la competencia, se encontraron Senna y Prost. El francés se estaba quejando por todo: por las condiciones climáticas, por el circuito, por los rezagados, etc. Ayrton, con ironía, le susurró a los oídos: "¿No querés cambiar de auto?". Alain miró para otro lado; no sabía qué decir. Con el liderazgo del campeonato en manos del brasileño, Prost se esperaba lo peor.

Ésta sería la última vez que se correría en el trazado de Donington, que representó el GP de Europa durante 1993. Por eso los récords de Ayrton Senna están vigentes. Una manera de mantenerse también presente para quien fue uno de los mejores corredores de todos los tiempos.

Declaraciones del piloto. (Viernes) En la última vuelta paré por una caída en la presión hidráulica. Pensé que era mejor parar. Es la primera vez que estamos probando el auto en la lluvia con las gomas adecuadas. Por la tarde presionamos más, aunque vimos a los Williams acercarse realmente; en los ensayos matutinos, cuando la potencia fue menos importante mientras más llovía, la diferencia de tiempo, en nuestro favor, fue más grande. Tenemos el mejor resultado posible.

(Sábado) La mañana estuvo bien. Pero nosotros ya estuvimos en el límite y esta tarde el circuito se sintió más deslizadizo. Las condiciones son impredecibles, pero prefiero una carrera lluviosa porque nosotros podemos tener una oportunidad para ir mejor de que si estuviera seco. Este circuito tiene una superficie muy agradable, buena disposición, pero porque no tiene una larga recta, se puede causar alguna controversia en los adelantamientos.

(Carrera) ¡Estoy sin palabras, realmente en la luna! No podría haber soñado conseguir dos victorias así, y me gustaría decir que ésta fue una carrera que ganamos en equipo. En la largada decidí realmente ir a por ello, antes que los Williams tuvieran tiempo para acomodarse. Ellos sí tuvieron superioridad técnica y nosotros sentimos que la nuestra fue la mejor táctica. Y luego tantas cosas pasaron que encuentro todo difícil de recordar. En la lenta detención en boxes algo anduvo mal en la rueda posterior derecha, pero nuestros muchachos estaban realmente bajo presión. ¡Es que esto es el automovilismo deportivo!

Vea también
Sitio: Página principal (Carreras-Participaciones)