Historia de Benetton

BENETTON
por Maximiliano Catania/FUNO
Buenos Aires (AR), 13 Abr 2003

El equipo se concibió como la continuación del Toleman Group Motorsport, siendo el aporte de la familia empresaria textil Benetton esencial para la nueva historia. Benetton Formula fue de menor a mayor, ganando respeto en el parque gracias a su alianza - en los primeros años - con la BMW y los neumáticos Pirelli, que llevó al austríaco Gerhard Berger a la primera victoria en el GP de México 1986.

El ascenso prosiguió con la revelación de Alessandro Nannini como figura en las postrimerías de los '80, ya con motores Ford. Correspondió a ese tiempo el inicio de la sustancial ayuda prestada por el hábil Flavio Briatore en el team, mientras los coches de colores abigarrados se convertían en frecuentes visitantes del podio de la mano de Nelson Piquet y después del alemán Michael Schumacher, quien alcanzaría los certámenes de 1994 y 1995 (este último con motores Renault) con trabajos excepcionales de chasis que estuvieron al borde del reglamento.

Tras la ida (hacia Ferrari) del teutón y de los técnicos Ross Brawn y Rory Byrne de las filas de la escuadra, Benetton Formula decayó, siendo un ya experimentado Berger quien le dio su último suceso en el GP de Alemania 1997. Después, gracias a una gestión de Briatore, el equipo fue vendido a Renault, quien lo relanzó con el nombre de la fábrica del Rombo en 2002.